Category: GUERRA BACTERIOLÓGICA


SEGÚN EL REPORTE, WASHINGTON HA COMETIDO EN ORIENTE MEDIO, REGIONES ALEDAÑAS, AMÉRICA LATINA, Y OTRAS NACIONES, UNA SERIE DE CRÍMENES QUE VIOLAN LOS DERECHOS HUMANOS Y TRANSGREDEN GRAVEMENTE EL DERECHO INTERNACIONAL

La Sociedad China de Estudios de Derechos Humanos (CSHRS, por sus siglas en inglés) publicó este 9 de agosto un informe en el que acusa a Estados Unidos de cometer una serie de crímenes que violan gravemente el derecho internacional en Oriente Medio y zonas vecinas.

Según el reporte, la lista de violaciones cometidas por Washington en la región incluye «crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, detenciones arbitrarias, abuso de tortura, tortura de prisioneros y sanciones unilaterales indiscriminadas«. Asimismo, señala que estas acciones causaron daños duraderos y de gran alcance.

LISTA DE CRÍMENES

El informe se divide en tres partes. La primera se refiere a los crímenes de guerra, masacrado a miles de civiles y dañando el derecho a la vida y a la supervivencia, destacando que la invasión de Irak se inició «con excusas inventadas de la nada» y recordando que emprender guerras de forma gratuita es una violación del derecho internacional.

Asimismo, menciona las víctimas civiles provocadas por las operaciones bélicas de EE.UU. (especialmente sus ataques aéreos) y por las acciones deliberadas de los contratistas militares estadounidenses, como los mercenarios de Blackwater, cuyos crímenes fueron perdonados por el ex presidente Donald Trump.

La superpotencia norteamericana también causó con sus intervenciones militares desastres humanitarios a gran escala, que se cobraron numerosas vidas.

La segunda parte apunta que Washington reprimió a países y organizaciones disconformes con sus políticas mientras «promovió de forma coercitiva los valores estadounidenses en la región para asegurar el orden político, económico y de seguridad mundial dominado por Estados Unidos«. 

Con este fin, según el informe, derrocó gobiernos, intervino en los asuntos internos de otros países, infringió sus soberanías y abusó de sanciones unilaterales que generaron graves catástrofes humanitarias, algunas de ellas creadas deliberadamente.

La tercera parte del reporte sostiene que el país norteamericano creó un «choque de civilizaciones» al promover la islamofobia y defender la superioridad de la civilización occidental y cristiana, al tiempo que faltó al respeto al patrimonio cultural de las naciones de Oriente Medio y trató a sus prisioneros de forma «humillante y cruel».

El informe de la Sociedad China de Estudios de Derechos Humanos, concluye que la «naturaleza de la hegemonía estadounidense y la barbarie, la crueldad y lo pernicioso de su política de poder» han quedado expuestas.

Además acusa a la dudosa democracia de EE.UU. de «hipocresía y engaño», reiterando que las acciones de Washington violan de forma constante y gravemente los derechos humanos más básicos, causando daños permanentes y pérdidas irreparables a países y personas.

FUENTE: RT

Sinopsis: un nuevo episodio de Verdades en el mundo del sur, devela cómo en la actualidad se experimenta con los más pobres del sur global mediante armas biológicas, una situación que cobra la vida de millones de personas en todo el mundo.

SEGÚN DOCUMENTOS PRIVADOS Y ENTREVISTAS CON MÁS DE UNA DOCENA DE FUNCIONARIOS GUBERNAMENTALES ACTUALES Y ANTERIORES, PEQUEÑOS EQUIPOS DE SOLDADOS DE OPERACIONES ESPECIALES DE EE.UU. ESTÁN PARTICIPANDO EN UN PROGRAMA DE GUERRA DE PODER DE BAJO PERFIL EN UNA ESCALA MUCHO MAYOR DE LO QUE SE RECONOCIÓ ANTERIORMENTE.

Washington ha llevado a cabo al menos 23 guerras de poder en todo el mundo bajo el pretexto de la lucha contra el terrorismo.

Según los informes, EE. UU. ha utilizado una autoridad secreta llamada ‘127e’ para lanzar al menos dos docenas de guerras de poder desde 2017, según un artículo publicado el viernes por The Intercept. 

El medio afirma haber obtenido documentos nunca antes vistos y hablado con altos funcionarios con un conocimiento íntimo de estos programas.

The Intercept recibió los documentos a través de la Ley de Libertad de Información, afirmando que estos documentos son la primera confirmación oficial de que al menos 14 de los llamados ‘programas 127e’ estaban activos en las regiones de Medio Oriente y Asia-Pacífico en fecha tan reciente como 2020.

En total, el Pentágono supuestamente lanzó 23 programas  que llevan la clave “127E” preparados en todo el mundo entre 2017 y 2020, que costaron a los contribuyentes estadounidenses $ 310 millones.

The Intercept explica que 127E es una de varias señales, virtualmente desconocidas, otorgadas al Departamento de Defensa por el Congreso en las últimas dos décadas. Autoriza a los comandos estadounidenses a realizar «operaciones antiterroristas» en cooperación con fuerzas asociadas extranjeras e irregulares en todo el mundo, con una supervisión externa mínima.

El programa permite a los EE.UU. armar, entrenar y proporcionar inteligencia a las fuerzas extranjeras. Sin embargo, a diferencia de los programas de asistencia exterior tradicionales, que se centran en desarrollar la capacidad local en los países socios, se espera que las «fuerzas sustitutas» del 127e sigan las órdenes del Pentágono y lleven a cabo misiones dirigidas por Washington contra los enemigos de Washington para lograr los objetivos del ejercito estadounidense,

Según el medio, casi ninguna información sobre estas operaciones se comparte con ningún miembro del Congreso o funcionario del Departamento de Estado, ni con los países de la OTAN. En general, se desconoce dónde se llevan a cabo estas operaciones, su frecuencia, objetivos o incluso la identidad de las fuerzas extranjeras con las que Estados Unidos coopera para llevarlas a cabo.

Los críticos de los programas advierten que podrían conducir a una escalada militar imprevista e involucrar a los EE.UU. en más de una docena de conflictos en todo el mundo, ya que 127e no permite ninguna supervisión ni aporte de los funcionarios de asuntos exteriores.

El medio señala que aunque el último lote de documentos arroja más luz sobre ese programa, que aún permanece desconocido tanto para el público como para los miembros del Congreso, quienes casi nunca reciben informes relacionados con el plan militar y los lugares donde se pondría en marcha. Los próximos objetivos podrían ser Irán y Siria.

Un funcionario del gobierno familiarizado con el programa, que solicitó el anonimato, dijo a The Intercept que la mayoría de los miembros del personal del Congreso, ni siquiera tienen la autorización para ver los informes 127e, y los escasos miembros que  tienen esa venia o permiso, rara vez los solicitan.

Stephen Semler, cofundador de un grupo de expertos en política exterior de EE.UU., dijo a The Intercept que el Pentágono prefiere llevar a cabo sus operaciones con la mínima supervisión, aporte o burocracia del Congreso y lo ha hecho durante muchos años. 

«A la comunidad de Operaciones Especiales le gusta mucho la autonomía«, explicó al medio, y agregó que «el problema es que esto está tan normalizado como unas elecciones».

«Debería prestarse más atención a estas autoridades de entrenar y equipar, ya sean fuerzas especiales o regulares del Departamento de Defensa, porque es realmente una forma de vender a los medios informativos una guerra aparentemente justa pero sin fin», concluyó Semler.

( FUENTE: RT.com )

FUENTE ORIGINAL: https://theintercept.com/2022/07/01/pentagon-127e-proxy-wars/

Todas las investigaciones del gobierno de Hitler sobre medicina y armas biológicas cayeron en manos de los estadounidenses”, dijo el subsecretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Alexander Venediktov, durante una reunión con embajadores de países extranjeros en Moscú, el miércoles.

La cadena de laboratorios biológicos estadounidenses cerrados en todo el mundo asciende a la cifra de 400 instalaciones, reveló el subsecretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Alexander Venediktov, durante una reunión con los embajadores de países extranjeros en Moscú, el miércoles.

Vemos que estos laboratorios están nuevamente trabajando contra toda la humanidad. Me refiero, en primer lugar, a los laboratorios biológicos estadounidenses cerrados  que se están reinstalando en todo el mundo”, agregó.

«Según nuestras estimaciones, esta red incluye más de 400 instalaciones», confirmó.

Venediktov indicó que «hay una serie de coincidencias sospechosas, que se descubren cuando se colocan dos mapas uno al lado del otro: un mapa de las ubicaciones de los laboratorios biológicos estadounidenses cerrados y un mapa de las áreas de emergencia de nuevas amenazas epidémicas que descubrimos».

El pasado 26 de marzo, Rusia reveló nuevos hechos sobre la participación de Washington en laboratorios biológicos en Ucrania.

FUENTE: Resumen latinoamericano

El programa Horizonte, de la Cuatro, está constituyendo una solitaria e insólita excepción en el marco de los medios de comunicación convencionales, a la hora de permitir alguna voz disidente en torno a lo que está sucediendo en la guerra de Ucrania.

Este es el caso del coronel Baños. Un especialista en geopolítica que, en este mismo programa, denunciaba hace algunas semanas las amenazas que está recibiendo por negarse a reproducir fielmente la versión oficialista occidental sobre este conflicto.

LEER COMPLETO EN:

https://canarias-semanal.org/art/32454/el-coronel-banos-cuela-en-tv-el-caso-de-los-turbios-negocios-ucranianos-de-hunter-biden-video

China manifestó este miércoles ante el Consejo de Seguridad de la ONU que los datos revelados por Rusia sobre los laboratorios biológicos estadounidenses en varios países del mundo, incluida Ucrania, causaron una gran preocupación mundial.

«Rusia publicó recientemente una serie de documentos sobre las actividades militares biológicas de EE.UU., que han causado gran preocupación en la comunidad internacional. La pandemia de covid-19 nos recuerda la importancia crítica de la paz y la seguridad internacionales, la bioseguridad que no conoce fronteras”, declaró el representante permanente adjunto de China ante la ONU, Dai Bing, en una reunión informal, convocada a iniciativa de Rusia, dedicada a la seguridad biológica. 

«Cualquier información sobre actividades biológicas militares debe generar una mayor preocupación y atención de la comunidad internacional para evitar daños irreparables«, subrayó el diplomático.

China da la bienvenida a la comunidad internacional para que evalúe los documentos descubiertos dentro de los marcos apropiados, incluidas la Convención sobre Armas Biológicas y la ONU, y escuche las aclaraciones del país pertinente de manera justa e imparcial. En este sentido, el país pertinente debe adoptar un enfoque responsable y ofrecer aclaraciones oportunas y completas sobre sus actividades biológicas para disipar las dudas de la comunidad internacional«, declaró Dai Bing.

Cabe destacar que en la reunión, organizada por Rusia, no estuvieron presentes las representaciones de EE.UU. y del Reino Unido.

En consecuencia, el representante permanente adjunto de Rusia ante la ONU, Dmitri Polianski, señaló que «esta ausencia voluntaria es una prueba de su actitud real ante este problema, el hecho de que tienen algo que ocultar y no quieren responder a las preguntas incómodas planteadas hoy«.

Previamente, Pekín instó en varias oportunidades a Washington para que aclarase las preocupaciones sobre sus laboratorios biológicos en el extranjero. La semana anterior, el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian, expresó que el país norteamericano tiene la obligación de acatar las estipulaciones de la Convención sobre Armas Biológicas y responder de forma constructiva a las acusaciones de Rusia.

PEDIDO DE RUSIA

En tanto, el jefe de las Tropas de Protección Radiológica, Química y Biológica de Rusia, Ígor Kiríllov, anunció que Moscú había solicitado al Congreso de EE.UU. que investigase los programas biológicos estadounidenses y realizase una encuesta oficial de personas involucradas en la financiación de los biolaboratorios en Ucrania. 

Por otra parte, Kirillov dio a conocer los nombres de los funcionarios que participaron en la organización de las investigaciones biológicas militares en Ucrania. Entre ellos ​​se encuentran representantes de los contratistas del Pentágono, como Lance Lippencott, David Mustra, Mary Guttieri, Scott Thornton, preciso.

Asimismo, destacó «la participación en la financiación de estas actividades de estructuras cercanas a los actuales líderes de EE.UU., incluido el fondo de inversión Rosemont Seneca, que fue dirigido por Hunter Biden «, hijo del actual mandatario de EE.UU.

El pasado 6 de marzo, el vocero del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov, informó que se han venido desarrollando componentes de armas biológicas en laboratorios ucranianos. situados cerca del territorio de Rusia. 

Konashénkov destacó que durante la operación especial militar en Ucrania se supo que el régimen de Kiev destruyó de forma precipitada las evidencias de un programa de armas biológicas financiado por el Departamento de Defensa de EE.UU.

SE HA IDENTIFICADO A INDIVIDUOS ESPECÍFICOS QUE PARTICIPARON EN LA CREACIÓN DE ARMAS BIOLÓGICAS EN UCRANIA. SON JEFES DE DEPARTAMENTOS DEL PENTÁGONO Y SUS EMPRESAS CONTRATISTAS QUE ESTABAN DIRECTAMENTE ASOCIADAS CON EL HIJO DEL PRESIDENTE ESTADOUNIDENSE HUNTER BIDEN. ASÍ LO ANUNCIÓ HOY, 30 DE MARZO, EL REPRESENTANTE OFICIAL DEL MINISTERIO DE DEFENSA RUSO, EL GENERAL DE DIVISIÓN IGOR KONASHENKOV.

Como resultado de una operación militar especial, se detuvo la investigación en varios laboratorios biológicos ucranianos, en los que, por orden del Pentágono, se trabajaba con cepas de patógenos de infecciones especialmente peligrosas, explicó Konashenkov.

Varios documentos recibidos de laboratorios ucranianos atestiguan el ocultamiento de las identidades de los sujetos y el grave riesgo para sus vidas. De particular interés son los documentos que atestiguan los planes del régimen de Kiev para utilizar vehículos aéreos no tripulados capaces de transportar y rociar sustancias letales.

Los hechos revelados prueban que el régimen de Kiev consideró seriamente la posibilidad de usar armas biológicas contra la población de Donbass y la Federación Rusa, agregó Konashenkov.

El New York Post publicó un artículo «Hunter Biden ayudó a recaudar fondos para un contratista de biolaboratorio estadounidense en Ucrania«. El artículo afirma que la famosa “computadora portátil Hunter Biden” contiene correos electrónicos que indican que el hijo del presidente de EE. UU. estaba ayudando a un contratista de defensa de California, en un programa de armas biológicas en los biolaboratorios de EE.UU. en Ucrania. 

Estos documentos, según el NY Post, confirman las acusaciones rusas de que el hijo del presidente estadounidense Biden, Hunter, “financió laboratorios biológicos en Ucrania”.

https://eadaily.com/ru/news/2022/03/30/minoborony-rossii-ustanovleny-sotrudniki-pentagona-sozdavavshie-biooruzhie-na-ukraine

ESTE DEBE SER EL OBJETIVO PRINCIPAL A DERRIBAR, DE CUALQUIER AMANTE DE LA DEMOCRACIA

Los laboratorios biológicos son operados por el programa militar de la Agencia de Reducción de Defensa de Amenazas de EEUU, o DTRA por las siglas en inglés. Además, el personal civil de estas empresas privadas puede operar en nombre del Gobierno estadounidense bajo cobertura diplomática, una práctica a la que recurre habitualmente la CIA.

Hay tres empresas de este tipo que operan en Ucrania: Metabiota Inc., Southern Research Institute y Black & Veatch, con puestos clave ocupados por antiguos, y en algunos casos, actuales oficiales militares y de inteligencia de alto rango.

Además del Pentágono, estas empresas dirigen proyectos federales de investigación biológica para la CIA y otras agencias gubernamentales.

Según diversas fuentes, la DTRA financia unos 15 laboratorios biológicos en Ucrania, y hay datos acumulados sobre 10 de ellos:

1. Centro Regional de Laboratorio de Ternopol, Ternopil, calle Fedkovicha 13.

2. Laboratorio diagnóstico de Jerson (Centro regional de laboratorios de Jerson), Jerson, calle Uvarova, 3.

3. Instituto de Medicina Veterinaria de la Academia Nacional de Ciencias Agrarias de Ucrania.

4. Laboratorio diagnóstico de Vinnitsa (centro regional de laboratorios de Vinnitsa), Vinnitsa, calle Malinovski, 11.

5. Laboratorio diagnóstico de Transcarpatia (centro regional de laboratorios de Transcarpatia), Uzhhorod, calle Sobranetskaya, 96.

6. Laboratorio diagnóstico de Dnepropetrovsk (centro regional de laboratorios de Dnepropetrovsk), Dnepropetrovsk, calle Schmidt, 26 / calle Filosófica, 39A.

7. Laboratorio regional estatal de medicina veterinaria de Dnepropetrovsk, Dnepropetrovsk, avenida Kirov, 48.

8. Instituto de Investigación de Epidemiología e Higiene de Lviv Ministerio de Salud de Ucrania, Lviv, calle Green, 12.

9. Laboratorio Regional Estatal de Medicina Veterinaria de Lviv, Lviv, calle Promyslova,7.

10. Laboratorio diagnóstico de Lviv (centro regional de laboratorios de Lviv), Lviv, calle Krupyarska, 27.

EMPRESAS DE EEUU GANAN CONTRATOS CUANTIOSOS

Según un acuerdo del 2005 entre el Departamento de Defensa de EEUU y el Ministerio de Sanidad de Ucrania, el Gobierno de Kiev tiene prohibido revelar cualquier información «sensible» sobre el programa estadounidense.

Mientras tanto, Ucrania está obligada a transferir patógenos peligrosos de los laboratorios de su territorio al Pentágono para que se realicen más investigaciones biológicas.

EN 2016, EL PROPIO STCU OBTUVO UN CONTRATO DE CINCO AÑOS DE LA DTRA PARA PRESTAR SERVICIOS CIENTÍFICOS Y TÉCNICOS POR UN VALOR DE 10 MILLONES DE DÓLARES. EN LA ACTUALIDAD, NO ESTÁ CLARO EL ALCANCE DE LA ACTIVIDAD EN CURSO DEL STCU EN UCRANIA.

A cambio, el Ejército estadounidense tendría acceso a los secretos de Estado de Ucrania relacionados con los proyectos en curso.

Sin embargo, una organización financiada por el país norteamericano, el Centro de Ciencia y Tecnología de Ucrania (STCU), se estableció en el país incluso antes de este acuerdo. Con sus empleados dotados de inmunidad diplomática, el centro apoya oficialmente.

En los últimos 20 años, el STCU ha canalizado 285 millones de dólares en financiación y ha gestionado unos 1.850 proyectos en todo el mundo.

El trabajo se lleva a cabo oficialmente en línea con el programa lanzado en 1991 para prevenir la propagación de armas de destrucción masiva. Así, el objetivo declarado es garantizar el almacenamiento seguro y la destrucción de las armas nucleares, químicas y biológicas, junto con sus vectores, en los países de la antigua Unión Soviética.

Puesto que Ucrania, Bielorrusia y Kazajistán destruyeron su arsenal de cabezas nucleares, el programa terminó en 2013. Sin embargo, en 2021 se presentó un proyecto de ley en el Congreso de EEUU para renovar el plan, supuestamente ante la «amenaza reemergente de la proliferación de armas de aniquilación masiva».

No obstante, según el sitio web de Contratación Pública Federal, el programa nunca dejó de funcionar en realidad.

En 2013, Raytheon Technical Services Company LLC era uno de los contratistas de la DTRA para la ejecución del programa en Ucrania, con un contrato de 43,9 millones de dólares.

En 2016, el propio STCU obtuvo un contrato de cinco años de la DTRA para prestar servicios científicos y técnicos por un valor de 10 millones de dólares. En la actualidad, no está claro el alcance de la actividad en curso del STCU en Ucrania.

BROTES MORTALES EN UCRANIA: UNA COINCIDENCIA ALARMANTE

Aunque no sea posible rastrear todas las investigaciones, la proliferación de biolaboratorios estadounidenses en suelo ucraniano y la financiación estadounidense de proyectos de la STCU, coincidieron con varios brotes de graves enfermedades infecciosas en el país.

En enero de 2016, al menos 20 soldados ucranianos murieron de un virus similar a la gripe en cuestión de dos días en Jarkov, sede de uno de los laboratorios gestionados por EEUU.

EL PASADO MES DE ENERO, 37 RESIDENTES DE LA CIUDAD DE NIKOLAEV FUERON HOSPITALIZADOS CON ICTERICIA, LO QUE LLEVÓ A LA POLICÍA LOCAL A INICIAR UNA INVESTIGACIÓN POR SOSPECHA DE «INFECCIÓN DELIBERADA CON EL VIRUS DE LA INMUNODEFICIENCIA HUMANA Y OTRAS ENFERMEDADES INCURABLES».

Más de 200 personas fueron hospitalizadas en aquel momento. Para el mes de marzo se registraron 364 casos mortales en toda Ucrania. La causa del 81% de las muertes fue la gripe porcina A (H1N1), la misma que desencadenó una pandemia mundial de la enfermedad en 2009.

Más recientemente, se registró otro brote repentino de una enfermedad infecciosa, la hepatitis A, en el sureste de Ucrania, también sede de varios biolaboratorios del Pentágono.

El pasado mes de enero, 37 residentes de la ciudad de Nikolaev fueron hospitalizados con ictericia, lo que llevó a la Policía local a iniciar una investigación por sospecha de «infección deliberada con el virus de la inmunodeficiencia humana y otras enfermedades incurables».

Hace tres años, más de 100 personas de esa misma ciudad se enfermaron de cólera. En ambos casos, se asumió que la causa era el agua potable contaminada.

Ya en el verano de 2017, 60 personas fueron hospitalizadas con hepatitis A en la ciudad de Zaporiyia; la causa de ese brote sigue siendo desconocida.

En la región de Odesa, 19 niños tuvieron el mismo diagnóstico, mientras que en noviembre de 2017 se registraron 27 casos en Járkov. El virus se descubrió en el agua potable.

Ucrania fue testigo de un brote de cólera en 2011, con 33 personas hospitalizadas con diarrea. En 2014, se diagnosticaron más de 800 personas con cólera, con casos repartidos por todo el país.

SIMILITUDES PELIGROSAS

Aunque los brotes en sí mismos no son prueba suficiente de ningún juego sucio, las enfermedades en cuestión se correlacionan curiosamente con la lista de patógenos peligrosos, que los laboratorios estadounidenses han estado investigando.

Por ejemplo, el Southern Research Institute tiene un proyecto sobre el cólera, así como sobre los virus de la gripe y del Zika, todos ellos designados por el Pentágono como patógenos de importancia militar.

Además del Southern Research Institute, los laboratorios de Ucrania están gestionados por otras dos empresas, Black & Veatch y Metabiota.

BLACK & VEATCH

BLACK & VEATCH ERA LA SÉPTIMA EMPRESA MÁS GRANDE DEL PAÍS NORTEAMERICANO, CON UNOS INGRESOS DE 3.700 MILLONES DE DÓLARES AQUEL AÑO. DESDE SUS INICIOS, LA ACTIVIDAD DE LA EMPRESA HA ESTADO EXCLUSIVAMENTE LIGADA AL EJÉRCITO Y A LAS AGENCIAS DE INTELIGENCIA ESTADOUNIDENSES.

Fundada en 1915 en Kansas City, Missouri, Black & Veatch tiene actualmente su sede en Overland Park, Kansas. Se especializa en minería, centros de datos, ciudades inteligentes, banca y mercados financieros. Esta compañía cuenta con más de 100 oficinas por todo el mundo.

En 2020, Black & Veatch era la séptima empresa más grande del país norteamericano, con unos ingresos de 3.700 millones de dólares aquel año. Desde sus inicios, la actividad de la empresa ha estado exclusivamente ligada al Ejército y a las agencias de inteligencia estadounidenses.

Black & Veatch obtuvo dos contratos quinquenales de la DTRA por un valor de 198,7 millones de dólares para construir y gestionar laboratorios biológicos en Ucrania, Alemania, Azerbaiyán, Camerún, Tailandia, Etiopía, Vietnam y Armenia.

El sitio web de Compras Federales afirma que, solo en Ucrania, este contratista del Pentágono tiene compromisos de DTRA en línea con el Programa de Participación Conjunta Biológica por un valor de 140 millones de dólares desde 2013, con trabajos por un valor de 77 millones de dólares aún por completar.

En 2014, Metabiota, especializada en la identificación, seguimiento y análisis de posibles brotes de enfermedades, firmó un contrato federal de 18,4 millones de dólares como subcontratista de Black & Veatch en Georgia y Ucrania.

SOUTHERN RESEARCH

 EL SOUTHERN RESEARCH INSTITUTE ES CONOCIDO POR HABER PRESIONADO ACTIVAMENTE ACERCA DE LOS PROGRAMAS DE INVESTIGACIÓN DE LA INTELIGENCIA ESTADOUNIDENSE EN EL CONGRESO Y EN EL DEPARTAMENTO DE ESTADO, MÁS O MENOS AL MISMO TIEMPO QUE EMPEZABAN A SURGIR LABORATORIOS BIOLÓGICOS EN UCRANIA Y OTROS PAÍSES DE LA ANTIGUA URSS.

La organización “sin ánimo de lucro” Southern Research, fundada en Birmingham (Alabama) en 1941, con el nombre de Instituto de Investigación de Alabama, lleva a cabo investigaciones fundamentales y aplicadas para organizaciones comerciales y sin ánimo de lucro en cuatro áreas: desarrollo de la medicina, energía, medioambiente e ingeniería.

Durante los últimos 70 años, Southern Research se ha dedicado a actividades de investigación relacionadas con la defensa nacional. Sus primeros programas para el Departamento de Defensa de Estados Unidos incluían el desarrollo de materiales resistentes al calor para los sistemas de cohetes que regresan a la atmósfera terrestre.

A lo largo de las décadas, Southern Research amplió la dirección de su trabajo al desarrollo de sistemas de misiles balísticos, vehículos hipersónicos, etc.

Desde 2008, el Southern Research Institute era el principal subcontratista en Ucrania. En 2001, la empresa se convirtió en subcontratista del Pentágono para la investigación del ántrax.

El principal contratista era Advanced Biosystems, dirigido en aquel momento por Ken Alibek, un antiguo microbiólogo soviético y experto en armas biológicas de Kazajistán, que se marchó a EEUU en 1992.

El Southern Research Institute es conocido por haber presionado activamente acerca de los programas de investigación de la inteligencia estadounidense en el Congreso y en el Departamento de Estado, más o menos al mismo tiempo que empezaban a surgir laboratorios biológicos en Ucrania y otros países de la antigua URSS.

Así, la empresa pagó 250.000 dólares al senador Jeff Sessions (ex fiscal general de EEUU) por sus servicios de lobby en 2008-2009, cuando el Instituto obtuvo varios contratos federales.

En total, desde 2006 hasta 2016, el Southern Research Institute desembolsó unos 1,28 millones de dólares en actividades de lobby ante el Senado, la Cámara de Representantes, el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa.

METABIOTA INC.

LOS INVESTIGADORES DE METABIOTA, ECOHEALTH ALLIANCE Y EL INSTITUTO DE VIROLOGÍA DE WUHAN REALIZARON CONJUNTAMENTE EN CHINA, UN ESTUDIO SOBRE LAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS DE LOS MURCIÉLAGOS.

Por último, Metabiota Inc. es la más privada de las empresas mencionadas, vinculada a los biolaboratorios de Ucrania. Esto podría explicarse por sus vínculos con la familia del presidente de EEUU, Joe Biden, más concretamente con su hijo, Hunter Biden.

Fundada en 2008, Metabiota recibe encargos de gobiernos, compañías de seguros y ganaderos para investigar y evaluar las amenazas de enfermedades infecciosas, digitalizar los datos microbianos mundiales y evitar activamente la propagación de enfermedades.

En su primera etapa fue financiada por Rosemont Seneca Technology Partners (RSTP), una rama de Rosemont Capital, un fondo de inversión fundado por Hunter Biden y Christopher Heinz, hijastro del ex secretario de Estado John Kerry en 2009, en el que Biden era director general.

Los turbios negocios de Hunter Biden en el extranjero, que ocultaban una red de corrupción en la que pretendía utilizar la notoriedad de su padre para conseguir acuerdos sin escrúpulos, desde Ucrania hasta Hong Kong, han dado vueltas durante años, pero no han dado lugar a ninguna acción por parte de las autoridades estadounidenses o internacionales hasta ahora, con una investigación todavía en curso.

 HUNTER BIDEN Y METABIOTA TIENEN COMO OBJETIVO LLEVAR A CABO LA VIGILANCIA GLOBAL DE PATÓGENOS PARA OSTENSIBLEMENTE «IDENTIFICAR Y PREVENIR LA AMENAZA DE NUEVAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS EMERGENTES». Photos: Teresa Kroeger/Getty Images, AP(2))

Metabiota figura en las carteras archivadas de RSTP, con informes financieros que muestran que RSTP cubrió la primera ronda de financiación de la empresa por un importe de 30 millones de dólares.

Desde 2014, Metabiota ha sido socia de la EcoHealth Alliance dentro del proyecto PREDICT del programa Amenazas Pandémicas Emergentes (EPT) de USAID, que tiene como objetivo llevar a cabo la vigilancia global de patógenos para ostensiblemente «identificar y prevenir la amenaza de nuevas enfermedades infecciosas emergentes».

Sin embargo, como parte de estos esfuerzos, los investigadores de Metabiota, EcoHealth Alliance y el Instituto de Virología de Wuhan realizaron conjuntamente en China, un estudio sobre las enfermedades infecciosas de los murciélagos.
Los investigadores de EcoHealth Alliance y Metabiota también colaboraron en proyectos controvertidos sobre cómo «vivir de forma segura con los murciélagos», y en investigaciones que vinculan los brotes de enfermedades infecciosas emergentes con el comercio de animales salvajes.

Los investigadores de Metabiota también figuran, junto con el personal de EcoHealth Alliance, en un estudio de 2014 sobre la diseminación del Henipavirus Nipah, un estudio de seguimiento del ébola en 2014 y un estudio sobre el herpes en 2015.

En abril de 2021, la USAID anunció un nuevo proyecto financiado por los contribuyentes, dirigido por la EcoHealth Alliance, para el seguimiento de nuevas enfermedades infecciosas con potencial pandémico.

Metabiota, cuyos investigadores figuraban como autores de artículos fechados en junio de 2021 relacionados con la vigilancia de los coronavirus en África, también está vinculada al nuevo proyecto encabezado por EcoHealth Alliance.

Metabiota lleva mucho tiempo vinculada a una conocida y controvertida empresa tapadera de la CIA, In-Q-Tel, creada en 1999 como «la primera empresa de capital riesgo patrocinada por el Estado».

In-Q-Tel es una empresa estadounidense de capital riesgo sin ánimo de lucro con sede en Arlington, Virginia, fundada para impulsar la seguridad nacional «conectando a la Agencia Central de Inteligencia y a la comunidad de inteligencia estadounidense con empresas emprendedoras respaldadas por el Estado».

La empresa, fundada por Norm Augustine, antiguo director general de Lockheed Martin, y Gilman Louie, que fue el primer director general de In Q-Tel, está considerada como una empresa que marca tendencias en el sector de las tecnologías de la información.

In-Q-Tel recibió financiación por al menos 120 millones de dólares en 2016, principalmente de la CIA, pero también de la NSA, el FBI y el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Aunque In-Q-Tel opera parcialmente de forma pública, hay un manto de secretismo sobre sus productos y su uso, siendo los más famosos conocidos los sistemas analíticos para el análisis de datos de Palantir Technologies y la aplicación de intercambio de mensajes cifrados.

EMBAJADOR ADVIERTE QUE OPERACIÓN RUSA EN UCRANIA PODRÍA SALVAR A EUROPA

EL SÍNDROME DE ESTOCOLMO ES POCO PARA DEFINIR LA ACTITUD DE LA JAPONESA IZUMI NAKAMITSU, ALEGANDO QUE LA SECRETARÍA DE DESARME DE LA ONU «NO TENÍA NOTICIAS Y MENOS PRUEBAS DE LA EXISTENCIA DE NINGÚN PROGRAMA BIOLÓGICO EN UCRANIA. LAS BOMBAS DE HIROSHIMA Y NAGASAKI LE HICIERON A ESTA SEÑORA ESCLAVA DE LOS EE.UU. DE NORTEAMÉRICA

19 de marzo, 04:17 GMT

Con los documentos en la mano, Rusia abordó las pruebas condenatorias relativas a los laboratorios biológicos financiados por Estados Unidos en Ucrania.

El 11 de marzo, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunió en una sesión especial convocada a petición de Rusia para debatir la cuestión. Sin embargo, la secretaria general adjunta de Asuntos de Desarme de la ONU, Izumi Nakamitsu, dijo que la organización «no tenía conocimiento» de ningún programa de armas biológicas en Ucrania.

Entonces, Washington se apresuró a denunciar las afirmaciones de Rusia, y Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, acusó a Moscú de «inventar falsos pretextos en un intento de justificar sus propias acciones en Ucrania».

Rusia exigirá una explicación sobre la participación de Hunter Biden, el hijo del presidente estadounidense, en la financiación de la investigación de patógenos en Ucrania, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

«Se trata de una información muy sensible, tanto para nosotros como para el mundo entero. Por supuesto, exigiremos explicaciones. Y no somos los únicos: saben que China ya ha exigido aclaraciones a EEUU, instándoles a explicar claramente esta situación ante el mundo», subrayó Peskov.

Y en el colmo del cinismo, esta semana, Joe Biden “advierte” a Rusia de que la OTAN tomará medidas drásticas si se produjeran ataques biológicos o químicos. ¿Cabe mayor descaro?

https://es.news-front.info/2022/03/26/patogenos-mortales-clandestinos-asi-infiltraron-en-ucrania-los-biolaboratorios-militares-de-eeuu/

EL EJÉRCITO RUSO DESCUBRIÓ MÁS DE 30 BIOLABORATORIOS EN TERRITORIO UCRANIANO, PARTE DE LOS CUALES SON PROPIEDAD DE HUNTER BIDEN, HIJO DEL PRESIDENTE JOE BIDEN, DONDE SE «INVESTIGABAN» VIRUS DE AVES Y MURCIÉLAGOS, ASÍ COMO VARIANTES DEL ANTRAX Y OTROS PATÓGENOS.
LO INTOLERABLE ES QUE SEA EL PRESIDENTE BIDEN QUIEN AMENACE A RUSIA «EN CASO DE QUE UTILICE ARMAMENTO BIOLÓGICO O QUÍMICO», LO QUE SIGNIFICA QUE EL EJÉRCITO NAZI UCRANIANO PREPARA ATENTADOS DE FALSA BANDERA, COMO EEUU, REINO UNIDO, ARABIA SAUDITA Y FRANCIA PERPETRARON EN SIRIA, ENTRENANDO A LOS CASCOS BLANCOS

«Washington debe demostrar que la red global de biolaboratorios, financiada por el Pentágono, no realiza investigaciones peligrosas y someter las instalaciones a vigilancia internacional», dijo el lunes el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, durante una sesión informativa diaria.

Si Estados Unidos quiere demostrar que su actividad es benigna, ¿por qué no abrir esos biolaboratorios a un examen independiente por parte de expertos internacionales?”. preguntó.

Hay docenas de laboratorios biológicos financiados por los EE.UU. a través de la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa (DTRA) repartidos por todo el mundo.

Estados Unidos trata de limpiar su imagen insistiendo en que actúan como puestos avanzados de alerta temprana, que recopilan datos sobre infecciones potencialmente peligrosas en varias partes del mundo.

Sin embargo hay bastantes naciones escépticas, incluidas China y Rusia, que opinan que los laboratorios también pueden tener propósitos más oscuros, al realizar estudios de armas biológicas en nombre de los EE.UU. Supuestamente, el trabajo se lleva a cabo en suelo extranjero, para mayor secreto, y para eludir los compromisos internacionales de Washington de abstenerse de este tipo de investigación militar, afirman los críticos.

https://es.news-front.info/2022/03/14/china-quiere-que-estados-unidos-abra-sus-laboratorios-biologicos-a-los-expertos-internacionales/

A %d blogueros les gusta esto: